El exótico Hotel Marigold: Reflexiones viejas

Los seres humanos necesitamos comenzar nuevas vidas. Si lo prefieren, cada etapa gastada por una persona, necesita un recambio inmediato. Cualquiera de ellas; niñez, juventud, madurez o vejez; hace que el interesado se apure, sienta prisa. Unas veces por querer conocer, otras por conocer más de la cuenta. Unas veces por tener todo el tiempo del mundo por delante, otras porque el tiempo se acaba. Sea una etapa de la vida, sea de un año, necesita un recambio inmediato cuando acaba.
El exótico Hotel Marigold nos cuenta la historia de un grupo de abuelos británicos que viajan a Jaipur (India) para disfrutar de los años que aún les quedan de vida.
Es una película mona que no bonita ni preciosa, muy previsible; ideal para pasar un rato entretenido que no extasiado.
Transcurre en la India, te mezclas con sus colores, con su ruido, con su pobreza, con su caos y con sus clases sociales, pero sin profundizar en nada, sin quedar impregnado.
Los personajes son muy británicos (los que llenan el hotel), muy típicos, muy mayores; aunque no falta el toque juvenil y fresco que llega con el director del hotel (desastroso) y su novia (guapísima). John Madden, el director (este es el de la película, claro), muestra como se interrelacionan los personajes entre ellos y con el entorno, pero sin ahondar en ninguna situación ni carácter; perfila según el personaje su soledad, amargura, inseguridades, xenofobia, pulsiones y deseos todo ello en clave de comedia sin querer traspasar la línea que convertiría todo en un mundo agridulce. En todos los personajes hay ganas de recomenzar y es esta la baza que juega Madden. Pero todo se desarrolla sin sorprender. Es una película muy como debe incluida su reflexión sobre la amistad, el amor y el perdón. Es como un cuadro, una impresión.
Las actuaciones son impecables. La madurez de buena parte del reparto es garantía de buen oficio y la dirección actoral hace que los jóvenes no desentonen. La fotografía, colorista y encuadrada con acierto para destacar a los personajes en un entorno magnífico, sobresale sobre el resto de elementos técnicos.
Una comedia ligera, divertida y muy agradable de ver.
© Del Texto: Motty


Imagen de previsualización de YouTube


1 Respuesta en “El exótico Hotel Marigold: Reflexiones viejas”

  • gilvergg ha escrito:

    ¿Puedes creerte que hoy mismo estaba mirando la cartelera por internet y me había decidido a ir a verla porque me ha parecido encantadora? ah! a la misma hora del partido para no verlo y no estar de los nervios!!