Un cuento chino: La importancia de las cosas pequeñas

Me gusta mucho esta película. Sé que cuando se hace crítica decir algo así es como no decir nada. Debería estar hablando de movimientos de cámara, de encuadres; del montaje, más o menos acertado, o de la capacidad para hacer que los actores hagan su trabajo que desarrolla el director. Pero lo dejo para el final. Esta vez como adorno a lo que realmente me ha interesado de la película. Para el final junto a un par de peros apenas importantes.
Me gusto mucho esta película porque el título me recuerda mucho (también) a lo que es el cine actual. Hoy prima lo espectacular, lo grandioso, frente a lo esencial. Parece que sin grandes explosiones, sin un 3D maravilloso, sin un giro descomunal en la trama (aunque sea chapucero e inverosímil); parece que sin eso, cualquier película está condenada a pasar desapercibida, a fracasar en taquilla y ser denostada por un tipo de crítica que convierte esto de analizar el cine en eso, en un cuento chino.
Me gusta mucho esta película porque se sostiene sobre cosas pequeñas, sobre todo aquello en lo que reposa la realidad (y la ficción, pese a quien pese), sobre lo absurdo, sobre lo que nos ocurre cada día en el puesto de trabajo, sobre nuestra pequeñez, sobre nuestro modo de entender lo inexplicable que no es otra cosa que la razón por la que estamos en este lío de la vida. ¿Acaso hay mejor forma de buscar un sentido último a nuestra existencia que intentando descubrir lo que significa el día a día? ¿No se desmorona nuestra civilización cuando hemos intentado sujetarla a la grandeza y a lo global? De esto habla Un cuento chino. Del sentido último de nuestra existencia como individuos. Efímera y pequeña.
Me gusta esta película porque plantea cualquier cosa desde la dualidad. El mundo no está ordenado desde el sí o el no. Debe ser que este cuento chino se llama así porque arrastra eso tan conocido del yin y el yang y que pocos tratan de entender. Todo es dual. Todo es sí y no. Ordenando el guión desde esta premisa la cosa tiene más posibilidades de ser coherente y no convertirse en un desastre ideológico absoluto. Algo a lo que nos hemos acostumbrado peligrosamente.
Me gusta Un cuento chino porque narra algo universal. Todos, al fin y al cabo, buscamos la misma cosa, todos queremos descubrir de qué va todo esto. Buscamos grandes soluciones porque creemos que nuestros problemas son grandes, inmensos. Y nuestra vida es una miniatura si la contemplamos incrustada en el todo que representa el cosmos. En la película todo es pequeño. Y con ello se consigue ver (muy de lejos) lo enorme. Pero sólo muy de lejos.
Y también me gusta porque allá donde aparece Ricardo Darín se prende la luz. Este actor no falla ni queriendo.
El guión va de lo divertido a lo solemne. Sin grandes obligaciones para el espectador. Bien estructurado, fluido y ajustado a lo que pide la acción. Tal vez sobra la explicación a la actitud del personaje principal. Es innecesaria y, con ella, procura explicar lo que quedaba implícito desde el principio. Cualquier explicación parecida hubiera colado. Por tanto, sobra.
Huang Sheng Huang acompaña a Darín como protagonista. Parece lo que tiene que parecer. Un hombre desamparado. Aquí se ve con claridad un trabajo notable del director Sebastián Borensztein al encauzar el trabajo del actor con acierto. Muriel Santa Ana acompaña, también a Darín, como secundaria. Da la sensación de que no existe química alguna entre ambos, pero es que es de lo que se trata. Por tanto, otro acierto en la dirección de actores.
El montaje es, francamente, bueno. Permite saber lo necesario aunque deja fuera cosas. Si hubiera eliminado esa zona expositiva tan explicativa hubiera sido perfecto.
La música, afrancesada, pasa desapercibida y no molesta.
Y el ritmo narrativo es sólido. Sólo se pierde al final con tanta explicación. El director, arriesgando tal y como están las cosas, deja el final en el mismo estrato. Nada de cosas espectaculares.
Agradable, sencilla, muy amable con cualquier tipo de público. Y Darín. No dejen de verla.
©Del Texto: Nirek Sabal


Imagen de previsualización de YouTube


Comentarios cerrados.