Nueve reinas: Todo puede ser más fácil

Juntar un buen guión, un par de actores espectaculares y montar el resultado del rodaje con gusto y eficacia, suele tener como resultado una buena película. Eso por lo menos.
Si el guión es excelente y uno de esos actores es Ricardo Darín, el resultado es Nueve Reinas. Una película divertida, imprevisible, lleno de momentos divertidos, tensos, emotivos y deslumbrantes; llena de ingenio, buen humor y mucha ironía.
Nueve Reinas es una muestra de cómo es el cine argentino. Muy agradable, muy inteligente y profundo aunque la trama tienda a lo superficial o parezca hacerlo.
Lo que cuenta esta película es la historia de un gran timo. Lo que cuenta esta película es que nada en el mundo es lo que parece. El universo es un conglomerado de matices difícil de adivinar que unos aprovechan para sobrevivir y otros para vivir. El vehículo que utiliza Fabián Bielinsky para enredarnos entre personajes y trama es el mundo de los bajos fondos (muy bajos y empobrecidos por la realidad más cercana a todos nosotros). Con un ritmo que no da tregua a nadie, Bielinsky logra una película muy entretenida que puede ver cualquiera sea cual sea su edad.
Ricardo Darín, Gastón Pauls y Leticia Brédice son los tres actores principales y encarnan a los habitantes de ese mundo tan mezquino como real. Defienden sus papeles con una solvencia exquisita y logran que creamos todo lo que dicen, todo lo que hacen. El resto del elenco logra un nivel notable aunque sus personajes son mucho menos relevantes. Y es que cuando los actores tienen un buen personaje y cosas que decir la cosa es mucho más fácil.
Técnicamente, la película no es nada del otro mundo. Todo es correcto y poco más. Pero tampoco creo yo que nadie quisiera hacer alardes de iluminación o maquillaje. Lo importante es lo otro. Guión, interpretaciones, dirección (de actores sobre todo) y un montaje que no deja huecos a las dudas. En Nueve Reinas nada pasa sin razón, todo se justifica entre sí, no hay una sola elipsis que descoloque o deje una laguna absurda en lo narrado. Si lo fundamental funciona todo funciona.
Darín es un excelente actor. Ya lo era cuando rodó esta película. Ha ido creciendo con el tiempo. Mucho. Pero en Nueve Reinas ya es capaz de agarrar lo grueso del trabajo y echárselo a la espalda para no dudar ni hacer dudar. Le divierte su trabajo. De eso no hay duda alguna. Sería injusto no decirlo así de claro.
La película es de una amabilidad con el espectador fuera de lo corriente. Sin obligaciones, va introduciendo aspectos que implican al que observa haciendo que se formule preguntas que no tendrán respuesta hasta el final de la proyección. Por ello, es muy recomendable para los jóvenes. Disfrutarán con toda seguridad. Terde de verano. Aire acondicionado. Palomitas. Y Nueve Reinas. Pocos planes pueden ser mejores.
© Del Texto: Nirek Sabal


Imagen de previsualización de YouTube


Comentarios cerrados.