Bibici Story: “My Name Is Orson Welles”

Bibici Story es un cortometraje de Carles Durán rodado en un solo día de diciembre de 1.969 cuando existían las llamadas guerrillas cinematográficas y el cine se utilizaba como arma reivindicativa, crítica o de denuncia.
Desde una perspectiva metacinematográfica, Carles Durán aborda la represión política, la libertad sexual y las diversas formas de represión ideológica con una irónica mención al cine al final de la película.
Una mujer vestida de rojo fuma un cigarrillo sobre un puf mientras hace un curso de inglés provista de unos grandes auriculares blancos. Escucha atentamente las 8 lecciones del cassete y repite cada frase en inglés.
La lección 1 consta de unos originales créditos mientras se escucha el cassete y la mujer fuma.
En la lección 2 se trata la represión política y la mujer es abofeteada por un grupo de hombres semidesnudos que, de cara a la pared, son rociados con spray rojo antes de caer muertos en el suelo.
En la lección 3, que trata la libertad sexual, los personajes del cassete describen una habitación de hotel mientras una pareja semidesnuda se besa apasionadamente tras la mujer y ante la atenta mirada de Portabella.
En la lección 4, Vietnam, un par de chinos vestidos con indumentaria típica, comen arroz mientras un soldado norteamericano se pasea delante de ellos con un cartel de la estatua de la libertad.
La lección 5 comienza con un estruendoso grito de mujer. Un soldado, con un puñal clavado en la espalda, cruza por delante de la mujer mientras ésta recita en inglés las horas que tiene el día y los minutos que tiene una hora.
La lección 6 es una cuenta en inglés del 1 al 22 mientras un obrero soviético, un sacerdote, un soldado norteamericano y un francotirador, dejan, junto a la mujer, diversos libros, y, entre ellos, una foto de Stalin.
En la lección 7, todos los personajes aparecidos en la película son fusilados por la mujer.
En la lección 8, la mujer mira fijamente a cámara mientras dice en inglés: My name is Orson Welles.
Bibici Story está indicada para todos los fanáticos sesenteros de Godard y la gauche divine, y para todos aquellos interesados en el cine reivindicativo y de crítica.
Esta es la sucesión de maravillas del jueves noche.
© Del Texto: Sonia Hirsch


Comentarios cerrados.