nov 1 2010

Paranormal Activity 2: El terror a los tópicos

Segunda parte que en un principio poco o nada tiene que ver argumentalmente con la primera película (aunque no voy a destripar el giro final), nos presenta a la típica familia feliz americana con chalet incluido, piscina y jacuzzi (oh yeah), sirvienta hispanoamericana supersticiosa y vidente (¡¡toma ya!!), con perro que ladra todo lo raro (nunca puede faltar un animal para advertir del peligro), y un bebé de unos cuantos meses que ve cosas y es el centro de todo el jaleo (los niños y el terror, una constante que ya me cansa). Un marido escéptico (qué sorpresa), una esposa que va volviéndose histérica poco a poco (¿tengo ‘’deja vu’’?), una hija mayor cuanto menos estúpida y superficial y poco más. Tópicos uno tras otro, como toda la cinta.
Un producto que ya empieza a oler a tufillo por toda esa moda que ha surgido en el cine de terror desde ese fenómeno que fue El proyecto de la Bruja de Blair (infumable película por cierto, salvo los minutos finales donde todos morían), el rollo de lo subjetivo, del vivir en primera persona el horror. Un tufo a azufre, y ya sabéis a qué huele eso. Huevos podridos. Los productores vendieron bien la moto con la primera película y ganaron demasiado para la castaña que era y en un alarde de imaginación pensaron en por qué no ganar más dinero, ya sabemos el resultado.
Un film hecho para llenar las salas de adolescentes que no tienen ni idea del género y se asusten a la mínima, pero que a mí me aburrió soberanamente (y eso que dura una hora y poco), no hay un desarrollo de personajes como para echar cohetes, el guión es un churro: fantasmas que destrozan la casa, mueven puertas, dan golpes, un pájaro que se estrella contra la ventana, perro ladra, bebé ve cosas y llora, hermana mayor que juega a la Ouija, blablabla… Y me pregunto, ¿no hay en el mundo otras cosas que den más miedo? ¿En serio alguien se dedica a grabar la vida en su familia con su camarita? ¿Hay gente muy aburrida para semejante chorrada? Y esto es una crítica a todo ese tipo de películas tipo REC, Monstruoso, y muchos films más del mismo estilo. En fin, un servidor sólo tiene la primera comunión en VHS y ya es demasiado. Aunque vivimos en unos tiempos que todo el mundo se graba a sí mismo y graba a los demás las tonterias que se dicen y hacen, sólo hay que ver Youtube. Un poco lamentable, y se refleja en un cine vacío en ideas, en narrativa y en casi todo. Lo único destacable es la utilización del sonido, ese ‘’silencio’’ para generar tensión durante toda la película, que tampoco es nada nuevo.
En definitiva, un aburrimiento supino, a algunos les cautivará y otros como a un servidor, verán más de lo mismo. Gente que empieza feliz y acaba histérica, y lo peor, un tópico tras otro. A veces me imaginaba a Patrick Bateman entrando por la puerta de la casa con su hacha y matando a la familia feliz. Eso sí que sería inesperado y un grandísimo giro de guión. Qué lástima. Y lo peor de todo es que lo más seguro que se realizará una tercera película en poco tiempo.
© Del Texto:Gwynplaine Thor

Imagen de previsualización de YouTube