Addicted to love: Sólo para minorías

ADDICTED TO LOVE – LIU HAO – CHINA – SECCIÓN OFICIAL A CONCURSO

A las personas mayores les cuesta encontrar su sitio en una sociedad que ha cambiado por completo, y que aún sigue cambiando; donde los valores familiares se han visto alterados. En esa vida trastocada, en un paisaje urbano feo y triste, los roles empiezan a cambiar: los enfermos de Alzheimer se vuelven lúcidos en su extravagancia, los padres cumplen la función de los hijos y éstos, cuando no están trabajando o trepando por la escalera social, se comportan como responsables de la inutilidad de sus mayores.
No deja de ser curioso que los más jóvenes permanezcan al margen de estos conflictos, como aguardando su momento.
De todo esto ha querido hablar el director joven director chino Liu Hao, en este su tercer largometraje y lo ha hecho con el leguaje cinematográfico que le ha parecido oportuno, reflejando los interiores desde fuera y los paisajes urbanos a través de las ventanas; con largos corredores y umbrales que se abren sobre habitaciones vacías. Con edificios vacíos de gente en una trama urbana rota y desangelada.
El resultado es una película inmóvil, que apenas cambia de registro en algunos toques de ternura de ese viejo, que lucha por construir su historia de amor, con una mujer de su misma edad a la que se le empieza a ir la cabeza. Una cinta lenta, llena de vacíos, repetitiva en las acciones y en los planos de una manera consciente y provocada.
Parece que la sociedad china sufre ahora en una de sus instituciones más importantes, la familia, la desproporción de ese crecimiento que ha convertido a su país en una gran potencia.
Hemos podido ver recientemente otras películas chinas que sobrevuelan mundos similares, por eso, podemos decir que la falta de interés que nos provoca este filme, no viene de la utilización de universos que nos sean ajenos o de historias que no nos interesen. Simplemente es una manera muy personal de hacer cine que no le interesa a todo el mundo y que busca minorías receptivas a su ritmo. Yo no me encuentro entre ese público, creo que una película tiene que capturar al espectador para que éste se sienta cómodo en un lugar común con lo narrado y pueda disfrutar de la narración para extraer el mensaje profundo. Si la narración es lenta, debe de ser al menos intensa o poética o perturbadora, para mantener esa tensión que pide una sala oscura. Desde mi punto de vista Addicted to Love falla ahí.
Por lo demás está técnicamente bien resuelta y los actores, especialmente el protagonista, creíble y virtuoso en una interpretación plana y minimalista.
El público en el Kursaal aplaudió con ganas después de la proyección. No lo hicieron, porque no pudieron, las personas que se fueron, abandonando la sala en un goteo constante.
A mí no me gustó y me pase dos terceras partes de su duración deseando que terminase.
© Del Texto: Ivor Quelch


2 Respuestas en “Addicted to love: Sólo para minorías”

  • Beatriz Saez de Asteasu ha escrito:

    Gracias Ivor por acercarnos tu mirada crítica y
    escrutadora de cada obra de arte o “proyecto de”… visionada en Donosti.

    Me he devorado cada una de sus interesantes reflexiones y sensaciones.

  • Ellis ha escrito:

    Me sumo al agradecimiento. Para él y para el equipo entero.