El pianista: Alerta, que es de Polanski

Me gusta el cine Roman Polanski porque su cine nunca deja indiferente. Me gusta el cine de Roman Polanski porque lo que ya han contado otros un millón de veces lo convierte en la gran novedad. Me gusta el cine de Roman Polanski porque en sus películas casi nunca ganan los buenos. Al contrario. Pierden y resulta que no son tan majetes como creíamos.
El Pianista (la que dirigió Polanski, claro) cuenta la historia del houcausto judío. Centra la acción en la Varsovia ocupada por el ejército alemán, en los judíos polacos. Pero cuenta el holocausto entero. En fin, nada nuevo y, de tan repetido, nada conmovedor. Pero, como siempre ocurre en cualquier manifestación artística que pretenda serlo, lo narra desde un punto de vista original que hace novedoso lo antiguo.
Estarán pensando en la música. Pues no. Eso no deja de ser un adorno con el que el personaje principal crece mucho desde el principio y que da sentido a parte de la acción. Quizás estén pensando en la crueldad del ejército alemán. Pues tampoco. Polanski, director astuto, logra un mayor impacto enla imagen, pero no más profundidad expresiva. Poca cosa y muy vista. ¿El sufrimiento del pueblo judío? Nada, nada. Que eso ya está más que sobado en cine y literatura.
Me gusta el cine de Roman Polanski porque hace cosas imperdonables y pasan desapercibidas. Me encanta cómo camufla lo prohibido. Porque El Pianista se cuenta desde la estupidez. Y no precisamente desde la alemana. Que va. Desde la judía. Un pueblo se deja masacrar, se deja todo lo que es entre sus miedos y miserias, entre sus negocios cuando está a punto de ser exterminado, entre sus miserias. Un pueblo, el judío, fue incapaz de reaccionar ante un final trágico, cruel, despiadado, horrible. Nadie supo o pudo hacer nada excepto negocios entre cadáveres y condenados a muerte. Es eso lo que hace extraña la película de Polanski, es eso lo que duele, lo que hace reflexionar. Pero Polanski lo suelta como si con él no fuera la cosa, como diciendo “les voy a contar una de alemanes malos y pobres judíos”.

Me gusta el cine de Roman Polanski porque siempre que veo alguna de sus películas sé que algo se puede quedar sin ver siendo importante. Hay que ver estando alerta. ¿Qué era esta vez? Más estupidez. La de la población civil, la que vivía en la Varsovia ocupada haciéndose la muerta con respecto a lo que ocurría detrás de un muro. Cómo intentó salir ganando cuando, en realidad, perdía su condición, su humanidad.
Adrien Brody está fantástico en su papel. El maquillaje y el vestuario más que bien. La trama es tremenda. Y es que Polanski nos tiene acostumbrados al buen cine. Y a metérnosla doblada en cuanto puede.
© Del Texto: Nirek Sabal

Imagen de previsualización de YouTube

1 Respuesta en “El pianista: Alerta, que es de Polanski”