may 12 2010

El experimento: Como la vida misma


Frank Sinatra and Celine Dion – All The Way

“Se busca gente para un estudio, gane 4000 marcos por participar en un experimento de 14 días en una cárcel simulada”. Con este anuncio se pone en marcha un experimento sociológico en el que dos grupos de personas adoptarán los roles de presos y guardias respectivamente. Los presos deben cumplir un buen número de reglas. A los guardias, en cambio, lo único que les dicen es que deben garantizar el orden y hacer que se cumplan esas reglas, evitando usar la violencia.
Pero hay muchos tipos de violencia.
Lo peor de todo es que esto fue real y, al parecer, el experimento hubo que abortarlo mucho antes que el de la película. Si lo piensas bien, pasa lo que tiene que pasar. Es una vieja historia la del tonto del barrio al que le dan el poder y machaca a todo el que le rodea. El poder es adictivo y humillar al prójimo es la mayor demostración de poderio.

Al principio del experimento vemos a los guardias bromeando con los presos, de buen rollito, y en menos de una semana los vemos meando sobre su cabeza.
Un periodista infiltrado entre los presos es el que nos introduce en esta historia de humillación. Humillar para que te respeten, sembrar terror para recoger respeto.
Y es que esto es la vida real: políticos, ejércitos, bancos… Todos mean sobre nuestras cabezas. La pregunta que yo me hago es la siguiente: si yo estuviera en su lugar, ¿también mearía sobre tú cabeza? Quiero creer que no, pero eso sería otro experimento.
© Del Texto: Atolladero